Hotel Llao LLao, un paraíso en la inmensidad de la Patagonia

- & categoría , , , , , .

En esta nueva visita la imponente Llao Llao (ubicado en San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro, Argentina), nos toca hospedarnos en el Ala Moreno, este edificio fue construido en el año 2007, el cual se encuentra unido al Ala Bustillo por un puente panorámico y donde se combina a la perfección el clásico estilo Llao Llao y el diseño contemporáneo Patagónico.
Posee 43 nuevas habitaciones: Studios y Suites de Lujo, con imponentes vistas al Lago Moreno y al Cerro Tronador.
Todas cuentan con LCD TV, balcón terraza al Lago Moreno, jacuzzi y aire acondicionado.
Asombrosas vistas, una atmósfera creada para disfrutar el lujo, comodidad, intimidad y el incomparable servicio
Llao Llao.

Nosotros estamos alojados en un Studio Lago Moreno de Lujo, donde contamos con un espacioso  ambiente con enormes ventanales y hermosas vistas al Lago Moreno y
al Cerro Tronador, balcón terraza, baño compartimentado, jacuzzi, aire acondicionado y  TV de LCD., aunque con semejantes paisajes realmente el televisor no es muy necesario. (mide 50 m² aprox.)

Llegamos a esta hermosa ciudad alrededor del mediodía, y recorrimos con nuestro auto rentado hacia el hotel, desde el centro cívico de la ciudad, recorrimos 25 km aproximadamente, por la Av. Bustillo, un camino rodeado de una naturaleza maravillosa, sobre todo en esta época de primavera, donde todo está floreciendo, creando un paisaje inolvidable. Llegamos al hotel un rato antes de las 15 pm, hora estipulada para hacer el check in, así que aprovechamos para dar un pequeño paseo por las instalaciones, y luego disfrutamos un delicioso café el cual nuestra hija acompañó con un sándwich recién tostado, en el LOBBY BAR, este es un lugar ideal para pasar un rato sumamente agradable, y por la tarde elegir entre la gran variedad de cocktails, aunque lo que más me gusta es sentarme junto a mi esposo y compartir una copa de champagne, antes de ir a cenar.

Vamos a estar alojados, 5 noches, ya vamos por la tercera, y quisiera describir mi lugar favorito de todo el complejo, nada igual la sensación de estar nadando en la impresionante piscina con vistas a las montañas y al majestuoso Lago Nahuel Huapi, y si tienen la posibilidad de disfrutar un masaje en el spa, va a ser el dinero mejor invertido, donde no solo salimos relajados de cuerpo sino también el espíritu, las visuales de los paisajes son un regalo para el alma.
A mi esposo le fascina hacer ejercicio a la mañana bien temprano, lo que tiene de bueno este hotel y por lo cual es uno de sus favoritos, es por el Health Club & Fitness, que lo habrán bien temprano según él lo pida, cosa que no pasa muy a menudo, tiene máquinas de última generación, y aunque sea reiterativa, la vista es absolutamente estimulante. A demás cuentan con asesoramiento profesional, hidromasaje y sauna, el completo perfecto después de una rutina de ejercicios.

Esta no es nuestra primer visita, pero cada vez quedamos más  enamorados de este lugar, es la primera vez que nos hospedamos en el ala Moreno, y nos encanta, aunque el ala Bustillo tiene ese encanto original, pensado y  construido por el Arquitecto Bustillo en 1939, hoy considerado Monumento Histórico Nacional, y su ubicación, yo creería que única en el mundo, rodeado de dos lagos, montañas y bosques, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Y podrán ver los cerros López, Capilla y Tronador.
Y a unos pocos metros está la bellísima y sencilla capilla San Eduardo, amada por nosotros ya que allí bautizamos a nuestra pequeña. No dejen de visitarla, pueden ir caminando desde el hotel, allí también encontrarán frisos donados por el artista plástico Raúl Soldi.

Si son amantes del golf, no es nuestro caso, pero cuenta con un campo de 18 hoyos, y por supuesto en invierno brindan servicios exclusivos para los amantes del ski, como traslados desde y hacia el Cerro Catedral, asistencia en el refugio exclusivo del Llao Llao, ubicado en la base del cerro, donde alquilan trajes, tomar clases privadas o simplemente disfrutar de un almuerzo o chocolate caliente.

Hablando de comer, les cuento que una de las cosas que más disfrutamos es el increíble y memorable desayuno, de los mejores que hemos probado alrededor del mundo, hay una increíble variedad de sabores, colores y texturas, desde frutas,  panes artesanales, mermeladas caseras. Además de la estación de waffles y omelettes, los precedidos por todos. Y a demás de todo cuentan con un menú sin T.A.C.C., para personas con celiaquía. Aunque no se hospeden en este hermoso lugar, son bienvenidos a probar el increíble desayuno.

Para almorzar, merendar o cenar solemos elegir el Café Patagonia, una ambiente cálido y relajado invita a las familias a compartir deliciosos platos regionales o fondue , fiambres ahumados o brochettes de cordero, por ejemplo, mi preferido es el goulash, lo preparan maravillosamente, y mi esposo no puede evitar pedir la trucha del lago en masa de limas, nosotros tenemos nuestros propios clásicos.

Para la cena, y como buenos argentinos amamos ir a Los Césares Grill & Pasta, con una excelente variedad de vinos.

Solo en alta temporada abre El Asador, en un ambiente típicamente criollo y donde  solemos comer las mejores Parrilladas para compartir entre los 3, y la estrella el cordero al asador, no se lo pierdan es un manjar. Recuerde que solo abre en alta temporada.

En Winter Garden, es donde una hermosa tarde, se vuelve mágica, en una cálida atmósfera, allí solemos disfrutar de un completo salad bar, o la estrella imperdible de este lugar, es el clásico y espectacular Te Llao Llao. Recuerden hacer reservas ya que es muy solicitado tanto por huéspedes como por visitantes ocasionales, ya que es uno de los imperdibles cuando uno visita esta magnífica ciudad.

Por suerte todavía nos quedan otras dos noches para disfrutar, este lugar increíble, no dejen de acercarse aunque sea a tomar la fotografía de este clásico lugar, les aseguro que van a idear maravillados.

Una maravillosa experiencia vivida, los saludamos y agradecemos la cortesía y detalles del hotel Llao Llao. Soledad, Guillermo y Matilda L.

Notas recomendadas para tí