Four Seasons Hotel New York

- & categoría .

Four Seasons Hotel New York

Four Seasons Hotel New York - 5 estrellas en lujo, calidez y sofisticación

Atraviese una entrada brillante en la zona este de Midtown Manhattan, entre al vestíbulo de lujo y lleno de gran tradición de este magnífico Hotel. Después de experimentar el torbellino emocionante que es Nueva York, es agradable volver a la serenidad de Four Seasons y sus espectaculares vistas de Central Park.

El Four Seasons de Nueva York  tiene suites tan amplias y opulentas como la Four Seasons Ty Warner Penthouse, cuyas paredes están lacadas a mano con incrustaciones de madre perla. Las vistas a Manhattan son la guinda en el pastel y su enorme biblioteca dejará satisfechos a los grandes lectores. Pero si lo que quieres es pasar unas vacaciones relajantes, podrás hacerlo en su hermosa habitación zen y con los completos tratamientos de spa.

A pasos del Rockefeller Plaza
Ubicado en East 57th Street entre las avenidas Park y Madison, y a 2 manzanas de Central Park, el Four Seasons New York se eleva 52 plantas sobre los principales distritos comerciales y de negocios de Manhattan.

Servicios completos de Spa
El hotel ofrece un servicio completo de spa terapéutico, sauna, bañera de hidromasaje, baño turco y gimnasio abierto las 24 horas. También tiene dos restaurantes y tres bares, y el servicio de habitaciones está disponible las 24 horas del día.

Baños de mármol

Cada una de las 368 elegantes habitaciones dispone de un baño de mármol florentino con cabina de ducha de cristal, una bañera que se llena en 60 segundos, y una zona de vestuario privada.

Para resumir el Four Seasons Hotel de Nueva York es un monumento a la sofisticación en la ciudad. Exterior y paredes interiores de piedra caliza francesa, atravesado por Elegante acristalamiento Windows, reflejan el estilo distintivo del arquitecto IM Pei en estos 52 pisos impresionantes. Atardecer en el parque desde su terraza, con paneles de Vestuarios-Sycamore, baños de mármol con tinas que se llenan en 60 segundos, un Lobby Lounge en forma para el espectáculo, el American Grill y servicio que nunca duerme, Four Seasons establece un nuevo estándar en lujo y categoría en la gran manzana.
Ideal solicitar una habitación con terraza, no sólo por la vista, sino por que es una de las pocas habitaciones en Manhattan que permiten fumar.

 

Four Seasons Hotel New York

Four Seasons Hotel New York

57 East 57th Street, Nueva York 10022
1 (212) 758-5700
http://www.fourseasons.com/newyork/

Notas recomendadas para tí

  • Tito

    El viaje a Nueva York no estaba planeado, pero en Las Vegas decidimos darnos una vuelta por la gran manzana para redondear este viaje inesperado. Somos un grupo de amigos que fumamos mucho por lo que nuestras opciones para encontrar hoteles con habitaciones para fumadores son nulas en casi todo Estados Unidos, con excepcion de Las Vegas o Atlantic City, por eso es obvio que es nuestro lugar numero uno para divertirnos. Pero ¡Oh sorpresa! descubrimos el Four Seasons en Nueva York, que aunque las habitaciones son para no fumadores, tiene algunos cuartos con terraza donde ademas de una excelente vista, puedes saciar tus ansias de tabaco. Rarísimo encontrar este tipo de cuartos en el corazón de Manhattan y en un hotel de esta categoría. No estabamos muy convencidos al principio porque no somos partidarios de los hoteles tipo rascacielos, eso de la altura no se nos da muy bien, pero dentro de las reserva de cuartos por internet pedimos habitaciones con terraza en un piso bajo, aunque estaba la advertencia de que la peticion no era garantizada.
    Al llegar ahi nos tocó el sexto piso con vista a la calle 57, tuvimos un check-in muy rapido y la habitacion estuvo simplemente espectacular. La cama estaba como para no levantarse; la limpieza impecable, el baño extremadamente amplio y por si fuera poco, la terraza amueblada acompañada todavía de un frío aceptable. Como llegamos casi a la medianoche, al dia siguiente pedimos desayuno a la habitacion y puedo decir que llegó apenas colgué el telefono, super rápido.
    Las habitaciones perfectamente insonorizadas, lo que es un punto importante para mi cuando visito algun lugar con demasiado movimiento. Uno de nuestros acompañantes comentó que la decoración en la habitación era vieja pero eso a mi no me importó, pues te sentabas en los sillones y realmente eran acogedores y estaban impecables de limpios, que es lo que realmente importa. Creo que todos en su casa tienen algo viejo y no por eso son deleznables siempre que los mantengas en buen estado. Lo que sí puedo decir es que la armonía en la decoración de la habitación es perfecta. Si realmente esos sillones, mesitas y cuadros son viejos, están ahí y cumplen su cometido de hacer que te sientas bien.
    En cuanto a los servicios del hotel, puedes hacer ejercicio a la hora que gustes, el gimnasio está abierto las 24 horas. La disposición del personal es absoluta, puedes preguntarle a cualquier persona lo que desees sobre Nueva York y los mejores lugares a donde ir. Como estabamos a un brinco de la quinta avenida, podiamos salir a comprar, iregresar al hotel a dejar las cosas y volver a la calle por mas. Ademas, a pesar de ser reservacion de ultima hora, el precio se nos hizo bajo para un hotel de esta categoria: imaginábamos que nos costaría alrededor de 2,000 dolares la noche y nos salió en un poco menos de la mitad. Valió la pena realmente. Definitivamente puedo decir que este será nuestro punto de encuentro en futuras visitas a Nueva York: es un hotel que demuestra la categoria que presume. Esta muy bien ubicado, en la calle 57 entre Madison y Park Avenue, asi que tienes estas dos avenidas más la quinta avenida para recorrer las tiendas que quieras, ademas de todas las que se encuentran en las calles perpendiculares. Desde aqui no tienes necesidad de tomar ningun taxi o autobus para llegar a Times Square o Central Park, estan a un brinco y el camino se te hace nada entre tienda y tienda. Para ir hacia Soho, Chelsea, Wall street y lo demas hacia sur lo mejor es tomar un sightseeing bus de dos pisos, comprando un pase de 48 o 72 horas, donde puedes subir y bajar donde quieras, dependiendo de la ruta que tomes. El concierge del hotel te consigue los pases o bien los puedes comprar al subirte al bus o extender las horas del pase si es que compras uno de 48 horas y quieres hacerlo de 72.
    En fin, relamente el four seasons vale lo que cobran y el servicio es excelente. Lo mas importante para nosotros fue encontrar una habitacion con terraza, que es muy rara. Antes existian habitaciones para fumadores en el Hotel Plaza que esta frente a Central Park, pero ahora no aparece esa posibilidad cuando quieres reservar por internet. En la busqueda por la web, encontramos habitaciones para fumadores en el hotel St. Regis, pero tambien sujeto a disponibilidad y sin balcon o terraza, por ello fue una joya encontrar esta habitacion en el four seasons. Definitivamente, si eres fumador y visitas Nueva York, tienes que reservar esta habitacion de lujo con terraza, es invaluable.
    Acompañado a esto, debo agregar que tambien tuvimos que comprar boletos de avion de ultima hora de Las Vegas a Nueva York. Se que no es parte de la crítica del hotel pero es indispensable que lo comente. LLegamos al aeropuerto y en ninguna aerolinea habia lugar, con excepcion de Virgin America. Solamente les quedaban cuatro lugares (justo los que necesitabamos), en primera clase. Nunca se me ha hecho indispensable viajar en business o primera clase en vuelos de menos de cinco horas, me parece un gasto innecesario, pero nos ofrecieron una muy buena tarifa para la clase que era y ademas necesitabamos llegar a Nueva York a toda costa porque ya habiamos hecho la reserva por internet a menos de 24 horas de la llegada y no era cancelable. Por lo visto la buena estrella la manteniamos en alto, porque el viaje fue extraordinario y relajante. Los asientos eran de piel en color blanco, impecables, con soporte lumbar y lo mejor de todo: internet durante todo el trayecto. La comida fue exquisita y la atencion mucho mejor. Si en el futuro viajo en alguna ruta que opere esta aerolinea, definitivamente no habrá otra opcion. Fue un servicio de 11, no de 10.