Miami Florida, lujo en abundancia y playas exóticas

- & categoría .

Miami es sin dudas uno de los principales destinos turísticos de Estados Unidos, y el lugar que concentra las playas más famosas de Norteamérica. Ubicado en el estado de la Florida, Miami cuenta con una temperatura promedio privilegiada que va desde los 16º en Enero hasta los 25º en Julio, convirtiéndola gracias a ello en un destino de playas que abarca el año antero.

Miami en la Florida

Miami en la Florida

Las más famosas son la North Beach y la South Beach, en gran medida gracias a que cerca de ellas se han filmado muchas películas norteamericanas y series televisivas, siendo probablemente la más recordada “Vicio en Miami”, con el legendario Don Johnson. Pero obviamente, existen muchas otras playas interesantes en Miami que harán la delicia del visitante.

Otra de las destacadas es Fisher Island, que cuenta con famosos residentes como Andre Agassi o Ricky Martin, y con maravillosas playas para visitar.

Miami además es como un refugio de la cultura latina dentro de Estados Unidos, ya que es fácilmente comprobable que el idioma más hablado allí no es el inglés sino el español. Por eso, es fácil sentirse como en casa.

Por eso, si visita Estados Unidos, las playas de Miami son una parada obligatoria para reposar y descansar en estas magnificas costas.

Cada barrio de Miami tiene su propio temperamento. En algunos barrios se siente la energía bohemia, en otros se respira la brisa marina y en casi todos se hallan los vestigios de su historia. En un extenso territorio rodeado de mar y de río la urbe recibe todos los años a 40 millones de visitantes dispuestos a regocijarse en un sinfín de placeres. Por eso, la Ciudad Mágica, como también es llamada, siente la necesidad de reinventarse y de brindarle a los viajeros algo más que las codiciadas compras.

Tierra mediterránea

Coral Gables a pesar de su distancia con la ciudad de Miami, de las aguas dulces de la Bahía de Byscayne no impidió que se catapultara, incluso en la actualidad, como uno de los sitios más sofisticados para vivir. Su fundador George Merrick lo proyectó desde los años veinte cuando decidió diseñar una ciudad cuyas tierras dieran frutos y sus alrededores se vistieran con una arquitectura abocada a la belleza. Su sueño era hacer villas que imitaran el estilo mediterráneo y lo logró.Las calles están repletas de higueras indias que dan sombra a las mansiones ubicadas en vías con nombres españoles como Granada, Alhambra, Segovia y Valencia. En carro se pueden visitar las 4 entradas originales de los 6 pueblos diseñados por su fundador. Uno de los accesos más vistosos es el Country Club Prado con 20 pilares ornamentales revestidos de estuco parecidos a los antiguos jardines italianos. El segundo más famoso es el que exhibe una copia de la puerta de Granada en España.Las casas desde entonces respetan un código estético en el que los colores pasteles y la arquitectura renacentista aún se conservan.Merrick creó siete vecindarios internacionales que aportan pluralidad a la ciudad. La villa francesa, la china y la holandesa surafricana son un ejemplo de las curiosidades de Coral Gables. Durante el recorrido esté atento a las vías, pues el trazado de la urbanización es complicado.El Hotel Biltmore es otro tesoro escondido dentro del barrio. Desde que se construyó, la majestuosidad de su fachada ­inspirada en la Giralda de Sevilla­ lo convirtió en la primera opción de hospedaje de celebridades y personalidades como Al Capone, Judy Garland y los duques de Windsor. Incluso después de la depresión económica y la huella que dejaron los huracanes, el hotel sigue siendo un ícono de elegancia y el recinto preferido por las novias y quinceañeras para celebrar sus fiestas. Además, es el lugar ideal para tomar de un té al estilo inglés.La Venetian Pool se afirma que es la piscina más hermosa del mundo. Se creó a partir de una antigua cantera de coral y está rodeada de torres, galerías de estuco, postes venecianos, un puente adoquinado, cuevas y cascadas que lanzan aguas de manantial. Fue uno de los lugares de moda en la vida social de Coral Gables y ahora es un destino que no puede faltar en el itinerario ya sea para admirarla o para darse un chapuzón.
Espiritu  Bohemio
No hay reglas en Coconut Grove, ya que ese espacio al sur de Miami conocido entre tantas cosas por las plantaciones de coco fue la meca de los hippies en los años sesenta. Hoy cautiva a los artistas que desean vivir en una zona donde reinan los jardines botánicos antes que las aceras, el concreto y el hormigón. Es el destino que frecuentan las parejas y jóvenes para cenar a la luz de antiguas farolas que le otorgan un aspecto de village.Al corazón del barrio conviene ir de noche cuando el ambiente está en su máxima efervescencia. El paseo predilecto de los turistas comienza con la caminata por Grand Avenue y Main Highway hasta llegar a Johnny Rockets, un restaurante decorado al estilo de los cincuenta donde se puede saborear la típica hamburguesa americana. A pocos pasos está el centro comercial Coco Walk muy concurrido gracias a las cafeterías y locales donde suelen tocar agrupaciones al aire libre. Pero si desea conocer el verdadero ambiente de Coconut Grove visite los cafés de Commodore Plaza o Fuller Street. Hacia el sur de la Main Highway se encuentra la iglesia congregacional de Plymouth. Sus puertas hechas en los Pirineos y su fachada de piedra cubierta de enredaderas la convierten en el mayor atractivo de la zona, junto con la pequeña casa que funcionó como la primera escuela dentro del vecindario.El Museo de Ciencias, el Planetario y el Palacio de Vizcaya son sitios que complementan el paso por la legendaria urbanización de Dade.
El mítico Barrio Cubano
La Calle Ocho en la Little Havana es como cualquier ciudad latina. Los carteles, el son de la salsa y el castellano de los yucas ­como se denominan a los jóvenes cubanoamericanos­ llaman la atención del transeúnte. El aroma de “moros y cristianos” devuelve a la mente de los ancianos, apostados en la calle, el recuerdo de una Cuba que nunca volvió a ser la misma.Muchos ahogan las tristezas en un sorbo de café cubano y se alivian con un puro proveniente de las numerosas tiendas que se despliegan por el bulevar.Desde los años sesenta la historia de Miami se funde con la de la isla caribeña. No sólo el Cuban Memorial Boulevard ­sitio que rememora el intento de derrocar el régimen castrista­ es el corazón del barrio, también el Máximo Gómez Park representa un ícono dentro de las atracciones del lugar.Allí los cubanos se reúnen religiosamente a jugar dominó bajo estrictas reglas que incluso, años atrás, no permitían la presencia de mujeres en el parque.

Para concluir la visita, camine hasta la acera donde Gloria Estefan, Julio Iglesias entre otros artistas hispanoamericanos tienen una estrella grabada en el suelo simulando el Paseo de la Fama de Hollywood. Luego deguste un platillo típico en Versailles, restaurante que constituye el baluarte cultural y culinario de Cuba en Miami.

História

Miami Beach se le conoce como la Riviera Norteamericana. Su atractivo surge también en los años veinte cuando las familias pudientes la preferían para pasar el invierno. El art déco era entonces su gancho turístico y después de 50 años continúa siéndolo.

Lo más destacado del estilo arquitectónico se encuentra en Ocean Drive. Casi 800 edificaciones sobrevivieron, gracias a la campaña de preservación que emprendió Barbara Capitman cuando en los años setenta se pensaba acabar con estas obras. Los ornamentos marinos y flamencos de las fachadas despiertan el ambiente playero que deslumbra a pocos metros: el mar, las palmeras y el paseo peatonal de fondo se conjugan en una estampa perfecta de fotografía.

South Beach donde se han filmado muchas películas norteamericanas
South Beach donde se han filmado muchas películas norteamericanas

Si desea hacer el recorrido art déco acuda la sede del Miami Design Preservation League para informarse sobre las visitas a pie y en bicicleta.

Zona financiera

Brickell es lujo. En ella se encuentran los restaurantes, las discotecas y las viviendas ejecutivas más chic de Miami. Los turistas la reconocen por sus centenares de bancos y rascacielos. Pero no por eso deja de tener su encanto histórico, pues cerca de Brickell Avenue se halla un círculo de 30 metros de diámetro con los vestigios de los indios tequestas, primeros pobladores de Miami. Aún los descendientes de la tribu toman el lugar para hacer alguno de sus rituales.

Desde la modernidad del centro empresarial se divisa otro tesoro que guarda el downtownde Miami. Es “el cielito lindo” de los cubanos, una edificación art déco conocida como Torre de la Libertad.

Su nombre no es fortuito, pues en él se alojaron los primeros exiliados de la revolución cubana. A pesar de que intentaron remodelarla, la edificación permanece erguida como símbolo de esperanza.

Vía barco o avión en 40 minutos se puede estar en las exóticas playas de Bahamas y visitar por ejemplo la famosa cadena de hoteles 5 estrellas Atlantis.

Notas recomendadas para tí