Dom Pérignon Rose Vintage

El rosa cobrizo del Dom Pérignon Rosé Vintage es tan especial que debería tener nombre propio. Este Rosé entró en las cavas Dom Pérignon por primera vez en el año 1959 y tuvo una presentación histórica en el año 1971 en ocasión de un aniversario milenario: el 2500º aniversario de la fundación del Imperio Persa por Ciro el grande. En octubre de ese año, sus Majestades Imperiales El Shahinshah Aryamehr y la Emperatriz de Irán ofrecieron,  entre los numerosos festejos, una cena de gala en Shiraz, Irán, cerca de Persépolis, ese fue el contexto ideal para el lanzamiento de tan exquisito producto, desde entonces Dom Perignon Rose Vintage se convirtio en uno de los mas lujosos iconos contemporaneos y ha estado presente en las mas prestigiosas ocasiones.

Se trata de la champaña Vintage 2003 y Rosé Vintage 2000, las cuales, con la ayuda de su amigo y especialista en efectos especiales Gary D’Amico, Lynch logró vestir utilizando destellos de luz, cristales, máquinas de humo y antorchas. El resultado es un empaque oscuro y misterioso, una botella de colección cuyo torso lleva grabada la inscripción “Dom Pérignon by David Lynch” junto con la firma de este personaje único. Si estás interesado en adquirir una de estas piezas espera al primero de octubre de este año, su fecha de lanzamiento.

Se trata de la champaña Vintage 2003 y Rosé Vintage 2000, las cuales, con la ayuda de su amigo y especialista en efectos especiales Gary D’Amico, Lynch logró vestir utilizando destellos de luz, cristales, máquinas de humo y antorchas. El resultado es un empaque oscuro y misterioso, una botella de colección cuyo torso lleva grabada la inscripción “Dom Pérignon by David Lynch” junto con la firma de este personaje único. Si estás interesado en adquirir una de estas piezas espera al primero de octubre de este año, su fecha de lanzamiento.

Dom Perignon Rose Vintage siempre es vendida en cantidades limitadas, ya que las cualidades de las cepas Pinot Noir que se requieren para su elaboración son realmente excepcionales y difíciles de encontrar. La gran paradoja es que la Dom Pérignon Rosé Vintage nunca es completamente rosa, sino que muestra tonos ámbar, cobrizos y dorados.

La edición Vintage de Dom Pérignon Rosé ha llamado la atención por sus particulares características.
Su sabor exhibe las notas vibrantes de las cepas Pinot Noir, manteniendo el balance sutil con las Chardonnay.
Su tonalidad es más cobriza, con destellos naranja, y el aroma de su malta evoca en quien la degusta sutiles notas de nectarina y fresas salvajes.

El toque final es un ligero acento de vainilla picante, que se esconde en sus burbujas radiantes.

La inspiración, la creación y el deseo de compartir han sido siempre las fuerzas que han marcado el destino de la abadía de Saint Pierre d’Hautvillers. A lo largo de los siglos, este excepcional edificio ha visto pasar ante sí a poderosos y humildes; ha vivido, a escala local, todas las vicisitudes de la historia de Francia.

Un viaje al paladar el Rose Vintage 2003

Dark Revelation es el nuevo ritual de cata de Dom Pérignon.

Ideado para presentar la personalidad de sus añadas de un modo original, este ritual, inspirado en la paleta cromática de Dom Pérignon, presenta un maridaje de colores, platos y vinos. Este año, Dom Pérignon Vintage 2003 inaugura la primera edición de este viaje excepcional a las profundidades de Dom Pérignon.

Para hacernos descubrir la intensidad excepcional de esta nueva añada, Richard Geoffroy, creador de los vintages Dom Pérignon, ha seleccionado seis maridajes exclusivos que se presentan en cinco etapas.

Dom Pérignon se define por amar el compromiso, el riesgo, las apuestas fuertes. Cada una de sus añadas es un nuevo comienzo, una creación, un paso por el alambre para reencontrar el espíritu atemporal del vino, más allá de las particularidades del año de su cosecha. La Dark Revelation es una nueva ilustración de este compromiso de Dom Pérignon con la creación.

Dom Pérignon por David Lynch: botellas de champaña de edición limitada

Dom Pérignon por David Lynch: botellas de champaña de edición limitada

Un poco de historia

Dom Pérignon (pronunciación francesa: [dɔ̃peʁiɲɔ̃]; /ˌdɒmpɛrɪˈnjɒn/ en inglés) es una marca de Champaña, producida por Moët & Chandon. Recibió el nombre de Dom Pérignon en honor a Pierre Pérignon, un monje benedictino quien supuestamente fuese el descubridor, de la forma de creación de los vinos espumosos.

La primera cosecha de Dom Pérignon fue de 1921 y sólo fue puesta a la venta el 4 de agosto de 1936, después de la Gran Depresión. Dom Pérignon es una vendimia de champagne, lo que significa que sólo se efectúa en los mejores años, y todas las uvas utilizadas para la elaboración del vino fueron cosechadas en el mismo año. Muchos champanes, por el contrario, no son de época, lo que significa que la champaña se fabrica a partir de uvas cosechadas en varios años.

La abadía de Hautvillers es el lugar donde Dom Pierre Pérignon dedicó 47 años de su vida a inventar y perfeccionar las técnicas que le llevarían a crear un vino cuya reputación no tiene parangón.  Situada en una colina que se alza sobre el valle del Marne, en el corazón de la región de Champagne, la abadía benedictina es el lugar donde Dom Pierre Pérignon llevó a cabo su misión de crear “el mejor vino del mundo”.

El legado que atesora Dom Pérignon no es un obstáculo a la expresión contemporánea de su creación. Todo lo contrario, la abadía de Hautvillers sigue siendo un lugar propicio a la inspiración, un lugar donde compartir la visión y el espíritu de Dom Pérignon en nuestros días. Richard Geoffroy, Chef de Cave, encuentra aquí la paz y el sosiego necesarios para crear los Vintages Dom Pérignon.

“El legado de la Abadía de Hautvillers, donde Dom Pierre Pérignon vivió, va más allá del dominio técnico: es ante todo, un legado espiritual. Aquí me llega la inspiración, paseando por estas tierras, me fusiono con el espacio sin más objetivo que ser fiel a la esencia atemporal de Dom Pérignon.”
– Richard Geoffroy, Chef de Cave

El mejor del mundo para muchos

Hay tener un espíritu visionario y una audacia excepcional para encarnar la verdadera ambición. Este fue el regalo de Dom Pierre Pérignon.

En 1668, el joven monje Pierre Pérignon asume el cargo de responsable de bodegas y tesorero de la abadía benedictina de Hautvillers, en la ladera septentrional del Marne, en pleno corazón de la región de Champagne. Mientras está al cargo, impulsa la abadía haciendo progresar en especial sus viñedos.

Hasta su muerte en 1715, no admite concesiones a su ambición por alcanzar la perfección, con el objetivo de crear “el mejor vino del mundo”, según afirmó con sus propias palabras el  29 de septiembre de 1694. Dom Pierre Pérignon inventa, perfecciona y transmite las técnicas mejoradas para crear un vino cuya reputación no tiene igual.

“El vino del padre Pérignon” alcanzó tal reputación de excelencia que los comerciantes de vino de Su Majestad el Rey Sol no tardarían en llevarlo a la Corte de Versalles.

VALORACIONES Y COMENTARIOS ROSE 2003

98.5/100 – JANCIS ROBINSON “Miembro indiscutible de la familia Dom Pérignon con su nariz ahumada, su carácter reductivo, notas de limón y un leve atisbo de cáscara de cítricos. Maravillosamente equilibrado. Plenamente satisfactorio.”

96/100 – RICHARD JUHLIN “Es una gran suerte cuando la naturaleza concentra el fruto de la forma en la que lo ha hecho con el 2003. Este vino sumamente rico y poderoso resultará delicioso si se degusta transcurrido largo tiempo. En unos 30 años seguramente…”

94/100 – BRUCE SANDERSON “Quien no arriesga, no gana… Dejando a un lado los aspectos técnicos, el DP 2003 es un vino brillante e impresionante por derecho propio, sobre todo teniendo en cuenta los desafíos que planteó ese año.”

94/100 – ANTONIO GALLONI “Uno de los champagnes más provocadores…”

http://www.domperignon.com/