Mercedes-Benz G 63 AMG

- & categoría .

Ocho cilindros que traspasan fronteras.
AMG: tres letras mágicas que encierran una promesa de potencia, lujo y pasión. El G 63 AMG cumple esta promesa.
El fascinante kit estético AMG, las sobresalientes prestaciones del motor V8 de 400 kW de potencia, la excelente aptitud todoterreno, un comportamiento seguro y previsible y el interior deportivo y lujoso hacen del G 63 AMG un icono entre los modelos todoterreno de altas prestaciones.

La enorme fuerza del G 63 AMG se refleja con expresividad en el extravagante diseño típico de AMG: desde el llamativo faldón delantero AMG con amplias tomas de aire, la parrilla del radiador AMG y las molduras laterales AMG hasta el equipo de escape AMG con salidas dobles cromadas en los laterales.

Las pinturas metalizadas de serie en once colores, llantas de aleación AMG, pinzas de freno de color rojo y el paquete de acero inoxidable exterior con peldaños y cubierta de la rueda de repuesto en acero inoxidable completan el exclusivo diseño exterior.

Resumen del expresivo diseño exterior del G 63 AMG:

  • equipo de escape AMG con salidas de escape dobles (a izquierda y derecha) cromadas, ovaladas y visibles
  • faldón delantero AMG pintado en el color del vehículo, con aberturas grandes para el aire
  • llantas de aleación AMG en diseño de 5 radios dobles, color gris titanio
  • parrilla del radiador especifica AMG con lama doble cromada y rejilla negra, así como estrella Mercedes en el centro
  • pinzas de freno delante y detrás pintadas de color rojo
  • ensanchamiento del guardabarros del color del vehículo con distintivo «V8 BITURBO» sobre los guardabarros delanteros
  • cubierta para la rueda de repuesto de acero inoxidable con estrella Mercedes en 3D (forma parte del paquete de acero inoxidable exterior)
  • peldaños de acero inoxidable (forman parte del paquete de acero inoxidable exterior)

El interior del G 63 AMG impresiona con su equipamiento de lujo, así como los tapizados exclusivos designo y las molduras designo de materiales nobles. Los detalles deportivos y extravagantes permiten apreciar también en el interior las prestaciones del G 63 AMG.

Resumen del exclusivo interior del G 63 AMG:

  • cuadro de instrumentos AMG con escala ampliada a 280 km/h y pantalla de inicio AMG
  • palanca selectora con inserto en cuero y emblema AMG
  • listones de umbral AMG de acero inoxidable cepillado con distintivo «AMG» e iluminados en color blanco
  • listón de umbral en la puerta posterior con distintivo «AMG»
  • volante AMG Performance en napa de color negro con 4 radios, sección inferior plana y levas de cambio de aluminio plateadas
  • tapizado designo en ocho colores a elección
  • molduras designo de serie en lacado brillante designo negro
  • techo interior de microfibra DINAMICA designo negro

El potente motor AMG V8 biturbo de 5,5 litros del G 63 AMG desarrolla una potencia nominal de 400 kW y un par motor máximo de 760 Nm. Con ello, esta mecánica supera las cifras de su legendario antecesor, el G 55 AMG, en 27 kW y 60 Nm respectivamente.

Al mismo tiempo ha mejorado la eficiencia. Gracias a la función de parada y arranque ECO, activa de serie en el programa de conducción «E», el motor se apaga automáticamente al detenerse el vehículo (por ejemplo, en una retención, o en semáforos). De ese modo disminuye el consumo de combustible, lo que repercute positivamente en los costes y en las emisiones contaminantes.

El efectivo equipo de frenos de alto rendimiento AMG con discos de freno autoventilados y perforados (375 x 36 milímetros con pinzas flotantes de seis émbolos delante, 330 x 22 milímetros con pinzas fijas de un émbolo detrás) ofrece excelentes cotas de deceleración y frena con fiabilidad y seguridad al G 63 AMG.

El tren de rodaje AMG del G 63 AMG está equipado con muelles helicoidales y amortiguadores especiales y convierte la fuerza del motor en un comportamiento ágil, sin restringir la aptitud todoterreno del vehículo.

En el G 63 AMG se monta el cambio automático AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G-TRONIC. Esta transmisión dispone de levas de cambio AMG en el volante y tres programas de conducción con diagramas característicos diferentes para el acelerador y el cambio: «E» (Efficiency), «S» (Sport) y «M» (Manual). Una función automática de doble embrague al reducir aumenta el dinamismo y la seguridad y asegura una experiencia de conducción más sugestiva. El cambio armoniza a la perfección con el motor AMG V8 biturbo de 5,5 litros y ofrece un elevado confort gracias a los cambios rápidos y las transiciones suaves.

Diseño
Desde hace más de 30 años su diseño elegante y exclusivo ha permanecido casi invariable. El clásico entre los todoterreno se caracteriza por su inconfundible diseño exterior, el uso de materiales nobles y por detalles escogidos en el interior.

Motor
El G 63 AMG impresiona con su despliegue de potencia sobresaliente y cotas de consumo reducidas. Esto se debe en gran parte al motor AMG V8 biturbo de 5,5 litros. Aún más exclusivo resulta el G 65 AMG que es, al mismo tiempo, el todoterreno fabricado en serie más potente del mundo. Este vehículo fascina con una potencia máxima de 450 kW y un par máximo de 1.000 Nm[1].

(G 63 AMG: Consumo de combustible, ciclo mixto: 13,8 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 322 g/km; G 65 AMG: Consumo de combustible, ciclo mixto: 17,0 l/100 km, emisiones de CO2, ciclo mixto: 397 g/km[2]

Notas recomendadas para tí