Cyber-shot Digital Camera RX100 II

- & categoría .

La Sony RX100 II estrena sensor retroiluminado, Wi-Fi, y zapata para flash con pantalla abatible en varias posciciones.

Cámara pequeña, imagen grande.

Captura fotografías nítidas, hermosas e inspiradoras con el primer sensor Exmor R™ CMOS retroiluminado de tipo 1.0 y la fantástica lente Carl Zeiss® Vario-Sonnar® T* F1.8.

Un sensor CMOS con la misma resolución (20,2 megapíxeles) y el mismo tamaño (1 pulgada) que en la pionera RX100, pero abanderando ahora la tecnología de retroiluminación Exmor-R de Sony. He aquí una de las contadas novedades de la recientemente lanzada Cyber-shot DSC-RX100 II.

Un cambio en el captor que, según los datos oficiales manejados por la firma japonesa, permite a la renovada RX100 II mejorar en un paso de exposición su rendimiento con poca luz y elevar la sensibilidad máxima a 12.800 ISO. El ajuste mínimo, eso sí, pasa de 125 a 160 ISO.

Con un precio de base de 749 dólares, la funda original de cuero de 90 dólares y su bateria extra si se lo desea por 49 dolares, y el opcion de las nuevas tarjetas SD de Sony de 64GB de alta velocidad, dejando atras a las “clase 10”, por un valor de 149 dólares. Son el combo recomendado por DutyVip.com para salir a la calle.

Sony Cyber-shot RX100 II

Sony Cyber-shot RX100 II

La óptica, por su parte, no experimenta cambios respecto a la RX100, y el zoom Carl Zeiss Vario Sonnar T* equivalente a 28-100 milímetros y con una luminosidad de f1.8-4.9 se mantiene en su lugar.

Soporte de visor, Wi-Fi y pantalla abatible

Fiel al diseño compacto de su predecesora y al característico anillo de control alrededor de la óptica, la RX100 II estrena zapata para flash y conexión Wi-Fi acompañada de NFC para facilitar su conexión inalámbrica con otros dispositivos.

Con un grosor ligeramente mayor por la incorporación de la citada zapata, la pantalla abatible es otra de las novedades de esta compacta de gama alta. Un monitor que, eso sí, mantiene el tamaño de 3 pulgadas y la resolución de más de 1,2 millones de puntos del que incorpora la RX100.

La lista de novedades se complementa con la posibilidad de ajustar el zoom por pasos en las posiciones de 28, 35, 50, 70 y 100 milímetros y con un modo de grabación de vídeo Full HD a 24p. También se suma al cuadro de especificaciones la compatibilidad con el sistema Triluminos de Sony, que promete una mayor riqueza de color al visualizar las fotos en los últimos televisores de la firma.

RX100 II

Mucho más extensa es la lista de novedades de la RX100 II (que se debe leer “Mark II”, nos aclaran desde Sony), aunque externamente sólo la zapata y la pantalla articulada rompen con el diseño del anterior modelo.

Fiel a las líneas de la RX100 y a ese anillo de control que tanto nos gusta, la anchura del cuerpo de la cámara crece muy ligeramente: algo más de 2 milímetros. Suficiente, eso sí, como para que las fundas de la RX100 no sirvan para esta nueva generación.

Pero más allá de los cambios externos (bienvenida sea la zapata y la pantalla abatible, dos de las contadas prestaciones que cabía echar de menos en la RX100), también el sensor se ha puesto al día. Por el momento sólo podemos hablar basándonos en los datos teóricos, pero la apuesta por la tecnología de retroiluminación Exmor-R hace que Sony prometa una mejora en el control del ruido de un paso. Por experiencia somos escépticos con los milagros de los captores retroiluminados, pero que la RX100 II se anime a elevar su sensibilidad máxima a 12.800 ISO parece una buena señal.

Además del Wi-Fi, cada vez más habitual en el escaparate fotográfico, Sony estrena también la conexión NFC. Tal y como ya hemos visto en algunos modelos de Panasonic, la idea es facilitar la siempre engorrosa configuración de la conexión para enlazar la cámara con un tablet o un móvil. Algo que ahora será posible con un simple toque entre ambos dispositivos. Siempre que nuestro móvil tenga NFC, claro.

Sony RX100 2: la cámara compacta no ha muerto

Notas recomendadas para tí