Bang & Olufsen BeoVision 12

- & categoría .

Sonidos e imágenes creados para seducir sus sentidos

El diseño ondulado del altavoz de BeoVision 12 sirve en realidad a dos fines: proporcionar el volumen acústico necesario para crear la experiencia cinematográfica definitiva y reducir el volumen visual del altavoz a su mínima expresión, contribuyendo así al aspecto esbelto y discreto de BeoVision 12.

El diseño ondulado del altavoz de BeoVision 12 sirve en realidad a dos fines: proporcionar el volumen acústico necesario para crear la experiencia cinematográfica definitiva y reducir el volumen visual del altavoz a su mínima expresión, contribuyendo así al aspecto esbelto y discreto de BeoVision 12.

BeoVision 12 combina un diseño elegante, un sonido excepcional y una calidad de imagen extraordinaria para hacer disfrutar a toda la familia. Cada uno de los detalles de BeoVision 12 ha sido desarrollado para ofrecer un alto rendimiento. Como resultado, actividades cotidianas como ver la televisión, escuchar música o ver una película se convierten en grandes acontecimientos.

BeoVision 12 es un asombroso televisor de 65 pulgadas dotado de una pantalla de plasma ultrafina y funciones 3D. Lo que más llama la atención al enfrentarse a BeoVision 12 por primera vez es que, a pesar de su impresionante tamaño, parece más esbelto de lo que en realidad es. Esta aparente ligereza se consigue gracias a una ilusión óptica. Observe cómo los dos perfiles del televisor se curvan hacia dentro, formando una uve. La parte que puede ver el espectador posee el color natural del aluminio, mientras que aquella que queda orientada hacia la pared es de color negro anodizado. El resultado es un conjunto que aparenta poseer un grosor inferior al real. Literalmente, BeoVision 12 parece flotar en la pared; una característica admirable, considerando sus notables dimensiones. Y esto es sólo el principio.

65 pulgadas de discreción

Observe el marco de aluminio en color que rodea el televisor, excepcionalmente delgado, y fíjese en lo que no puede ver. El marco fluye sin interrupciones, juntas, ni uniones, enmarcado en  una gran lámina de aluminio. El resultado es una superficie homogénea y uniforme que hace al usuario creer que está viendo las imágenes a través de una ventana de vidrio.

El altavoz central integrado se encuentra situado bajo la pantalla. La rejilla, fabricada en aluminio anodizado, describe una onda e incluye 5.000 orificios cuyas posiciones componen una elegante forma elíptica.

BeoVision 12 se puede colocar directamente en la pared empleando una exclusiva solución. Hemos  integrado el soporte de pared parcialmente en la carcasa posterior con objeto de conseguir que el televisor quede separado de la pared por pocos milímetros.

El motor de vídeo de BeoVision 12 se puede ubicar, oculto a la vista, en un armario o una sala especial preparada para contener todo el equipamiento externo.

Diseñado para el sonido surround

Por supuesto, un televisor es mucho más que las imágenes que es capaz de ofrecer. Una verdadera experiencia cinematográfica estimula todos los sentidos del espectador y combina una calidad de sonido espectacular con impresionantes imágenes. BeoVision 12 tiene el sonido envolvente perfecto y aporta un realismo extraordinario a las imágenes.

Así, BeoVision 12 integra un altavoz central  situado directamente bajo la pantalla. Dicho altavoz contiene cuatro amplificadores ICEpower de 80 W para la unidad de gamas medias y un amplificador de 40 W para la unidad de agudos. Tener un altavoz dedicado específicamente a la reproducción del canal central le permitirá disfrutar de un excepcional nivel de calidad en lo que a reproducción de la voz se refiere. Descúbrase buscando el lugar en el que ha caído un alfiler para darse cuenta poco después de que, en realidad, el sonido procedía de la película que está viendo.

BeoVision 12 cuenta también con la tecnología Adaptive Sound Technology, capaz de ofrecer en cualquier punto de una sala un lugar perfecto de escucha y garantizar que todo el mundo disfruta de una magnífica calidad sonora. Todo ello dotan a BeoVision 12 de  una imagen y un sonido perfectos. Sus noches de cine acaban de convertirse en estrenos de gala.

La imagen perfecta

La calidad subjetiva de la imagen que genera un televisor viene determinada por factores como la iluminación de la sala, la intensidad de la luz exterior e incluso el color de las paredes. Todo ello  afecta al modo en que se perciben los colores representados por la pantalla. BeoVision 12 cuenta con una función inteligente denominada Automatic Picture Control que detecta la iluminación ambiental y garantiza  el brillo de los colores, independientemente de la hora del día y las características de la sala. El sensor responsable de la detección se encuentra integrado en una placa de acrílico transparente situada en la parte derecha del televisor. El sensor  mide la iluminación en un ángulo de 360°. Dicha información se emplea para ajustar los niveles de la imagen, de tal modo que ésta sea impecable, tanto durante el día como durante la noche. Acomódese en su sofá, apague la luz y disfrute de su película favorita con la máxima claridad.

Excelencia en cualquier dimensión

BeoVision 12 incorpora la más moderna tecnología en materia de pantallas de plasma para proporcionar al espectador una imagen sensacional, en 2D y en 3D. La pantalla de plasma se basa en un panel NeoPDP, capaz de representar imágenes 3D de gran realismo y alcanzar un alto rendimiento durante la representación de imágenes 2D. Gracias a nuestra tecnología 3D, creerá estar presente en el evento; no importa si se trata del momento en el que se marca el gol de la victoria o en el que unos neumáticos  derrapan durante una persecución, sentirá el clamor de la multitud y escuchará cómo el caucho se quema como si todo estuviera sucediendo en su salón.

Asimismo, con objeto de prolongar la vida útil de la pantalla de plasma, BeoVision 12 cuenta con la tecnología Automatic Colour Management. Esta tecnología, desarrollada por Bang & Olufsen, hace uso de un brazo electrónico dotado de una cámara en su extremo que analiza periódicamente el rendimiento de la pantalla de plasma. El televisor emplea la información que recopila dicho dispositivo para ajustar automáticamente los componentes de color y asegurar así la calidad de la reproducción de los colores, incluso después de miles de horas de uso. La tecnología Automatic Colour Management garantiza la riqueza natural de los colores y la perfección de las imágenes a lo largo de toda la vida útil del televisor.

Notas recomendadas para tí